SINDICALIZADOS

“La Grilla”

Pedro Velázquez Campos

Sindicalizados

PROCESO

Para que un trabajador de gobierno del Estado pueda ser sindicalizado, según la Ley de los Trabajadores al Servicio del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Colima, tiene que pasar por un proceso escalafonario, que establece que, cuando se crea una plaza, se debe convocar para ocuparla, valorar quién tiene los mejores derechos y, si el patrón acepta, entonces proceder a asignarla.

Nada de eso hizo el líder del sindicato, Martín Flores Castañeda, el pasado viernes cuando, en una reunión secreta en el Casino de los Burócratas, les tomó protesta a casi 500 empleados supernumerarios y de confianza del gobierno del Estado, a los que pidió que solicitaran su descuento de la cuota sindical a sus dependencias y estar atentos a una nueva convocatoria para ir a hablar con el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez.

VIOLENTA LA LEY

Amén de que, como se dijo, la acción tomada por Martín Flores viola la Ley de los Trabajadores, el gobierno del Estado no cuenta con los recursos para aumentar el número de sindicalizados, ya que no se encuentra en el Presupuesto de Egresos del 2017.

CONFROTACION COMO ARMA

Lo único que está haciendo el ex coordinador de los diputados del PRI en la pasada Legislatura es desafiar la autoridad del gobernador Peralta Sánchez, con quien no lleva una buena relación, pero lo peor es que, para golpear a la administración estatal, está utilizando a 500 trabajadores cuya necesidad de contar con una base que permita mantener a su familia los hace acudir a los llamados, aun con engaños y promesas falsas.

CONOCEDOR DE LA LEY

Martín Flores sabe, desde luego, que su empresa de sindicalizar a 500 empleados del gobierno del Estado es imposible; lo sabe porque no existen los recursos y porque viola la Ley de los Trabajadores al Servicio del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Colima, que establece perfectamente cómo alguien puede obtener una base de sindicalizado.

ILUSIONES

Lo más lamentable es que esas 500 familias que esperaban contar con un trabajo seguro fueron engañadas. Todo por la ambición de un político que nunca estuvo preparado para el retiro.

“Lo que hoy es noticia, mañana será historia”

Historico Columnas